Archivo de la categoría: Libelulas de Alabama

Jornada 13: Belén se llevó el Goya

No se muy bien como empezar este post. No hay palabras que puedan explicar lo que ayer vivimos, pero sin embargo sí existe un número que lo define perfectamente: 13. Dejadme que os lo explique.

El sábado (día 13) Belén y yo estuvimos cenando con nuestro buen amigo Santi en un japones. Llevábamos semanas haciendo un poco de dieta para ver si lucíamos algo menos de carne en la Gala de los Goya , pero era la víspera de la gran noche y nos pusimos a vino, delicias japonesas, sake y trufas de te verde hasta arriba. De todas maneras la talla 38 era ya un imposible. Curiosamente pagamos 26€ por persona en el restaurante: 13×2.
Los nervios empezaban a hacer su aparición y no fuimos capaces de dormir hasta las tantas. Debo reconocer que tuve diversas pesadillas con los tacones que me iba a poner…, estoy segura que fue un tio con muy mala leche el que inventó esa tortura para mujeres. Nunca en la historia de la humanidad alguien echó tanto de menos unas adidas…, las mias costaron 130€.

Y amaneció. Un día estupendo, 2 grados en Madrid, pero estupendo. Comenzamos disfrutando de este día de los enamorados como corresponde…, no, no penseis mal, simplemente nos bajamos al Price a tomarnos un buen desayuno. El día iba a ser infinitamente largo y necesitábamos algo más que cereales con fibra para afrontarlo.

El partido empezaba a la 13,15. Debo reconocer que a esas alturas empezaba a estar nerviosa y nada me hubiese parecido mejor que jugar al baloncesto para liberar tensiones. ¡Y vaya si las liberamos….!.

Las Panteras resultaron ser más bien gatitos, pero gatitos sin uñas. Y menos mal, porque nos volvió a tocar ese árbitro de tercera que tantos disgustos nos dió al comienzo de temporada. Además Laura nos honró con su presencia en el banquillo (ya había ganas de verte, guapa), y claro, recordemos que ese mismo árbitro le pitó una técnica más que merecida por un insulto más que merecido también. Eso fue en el famoso partido que perdíamos de dos y Torres metió un triple en el último segundo que el cabrón de este árbitro nos anuló por unos pasos que era imposible que viera.

Pero al final les dimos una soberana paliza de más de 20 puntos (me hubiese gustado que fuera de 13). Y es que son muy malas, pero mucho, y debo confesar que al final me dieron un poquito de pena. Yo sigo con el catarrazo, y me costaba correr, jugué poco, pero metí 6 puntos y me hinché a coger rebotes. Pero quienes estuvieron de lujo fueron mis compañeras. Jugaditas, contraataques, defensas agobiantes…parecía una de nuestras pachangas!!!. y es que encima entraba todo, pero todo todo…un escándalo de partido. Una pena que no lo grabáramos, pero mi Belén no estaba para ejercer este domingo…

Casi acabando el partido, la numero 13 de las Panteras, me empujó con tanta ffuerza que caí sobre la rodilla derecha. Imaginaros lo que iba a ser esto con tacones cuando se enfriara.

Debo decir que no fue mi mejor partido, los mocos siguen haciendo estragos en mi persona, pero me lo pasé de vicio con el juego de las chicas. Pero sobre todo con la caña posterior. Da gusto tener unas compañeras tan salerosas y divertidas. Nos anismáteis mucho y os estamos superagredecidas por vuestas muestras de cariño y apoyo para la noche. ¡Y encima invitásteis!, no se puede pedir más.

Y nos fuimos a casa. Básicamente a arreglarnos, porque nadie puede imaginarse lo que tardamos Belén y yo en vestirnos para estas cosas. Porque claro, si no estás acostumbrada a pintarte la raya del ojo a menudo, tardas 25 minutos en hacerlo. Pero la verdad que nos reimos…para nosotras es como disfrazarse, nuestro carnaval particular. Oye, no estábamos nada mal…, Pe podía empezar a temblar…

Llegamos al hotel que hay enfrente del Palacio de Congresos de Ifema, a encontrarnos con los compañeros. Y en vez de eso nos encontramos con Yola Berrocal y Leire Pajín. Joder con el glamour de los Goya.
Llegó la hora y nos dimos el paseito por la alfombra verde, un horror de alfombra, por cierto, mientras el sindicato de TVE y otros, que se estaban manifestando por no se qué derechos, nos insultaba escandalosamente. Por lo que se, en la tele no salió nada, pero era un fastidio que te llamaran de todo, la verdad.
Pasamos de photocall (nosotras estamos muy por encima de esas cosas…) y buscamos la barra más cercana para tomar una cervecilla o algo, y primera sorpresa: no había. La crisis es una excusa perfecta para ahorrar.

Fuimos a sentarnos pronto porque los tacones ya empezaban a hacer estragos. Por supuesto nos tocó la fila 13.

Empezó la gala y agredecí mucho que fuera BuenaFuente quien la llevara porque nos reíamos un montón y eso nos calmaba un poco. Pero conforme se acercaba el momento las manos de Belén estaban cada vez más frias. Puro nervios. Y cuando nos tocaba y vimos que el premio lo iba a dar la friki que ganó el concurso para ir a los Goya, nos entró a todos un ataque de risa monumental. Joder, que glamour que te de el premio una contable valenciana. Eso sólo nos puede pasar a nosotros estando hasta Almodovar repartiendo premios.

Y ganamos…es mejor que lo veais:

Yo temblaba, es que no podía parar de temblar cuando Belén me dedicó el premio. No lo esperaba, y es la verdad. Llevaba semanas diciendome que no iba a hablar que se moría de verguenza, que si la timidez, que mejor que hable Edmond…, en fin, todos confabulados para que realmente yo creyera que no diría nada. Y de repente se pone a hablar…y se lo dedica a Quique (su socio, su amigo, que todavía está flipando), y a mi… Estaba tan guapa…

Los que la conocen lo saben, a los que han trabajado con ella no les extraña…Belén se merecía este Goya.

Igual lo del número 13 os parece una chorrada, seguramente lo es, pero es que yo conocí a Belén un inolvidable día 13.

Os dejo unas fotillos, no hicimos muchas, la verdad es que estás todo el rato de charleta, con la copa y demás y se te olvida.
Estuvimos en el cocktail de la Gala y despues en la fiesta de Telecinco. Estuvo fenomenal aunque había muchísima gente y no se podía dar un paso, y era casi imposible encontrar una cerveza o un canapé. Lo cual era normal porque llevábamos sin beber ni comer desde las 8 y era la una de la mañana.
Ya contaré más detalles. Creo que ha sido suficiente por hoy, bastante tengo con la resaca!!!!!!!!!

Jornada 12: palizón a las FEM

Pobrecillas, ellas quieren ganar, ellas quieren vernos llorar…pero no pueden. Son tan malas y tan burras que pensé que me he equivocado de partido y estabamos en uno de rugby. Varios golpes en mi cuerpo certifican que no exagero nada. ¡Y eso que jugué poco por mi catarrazo, si no me matan!.
Fue un partido de los que me gustan, basicamente porque ganamos… Todas metimos alguna canastilla, incluso las que se empeñan en no tirar nunca, y en defensa estuvimos incommensurables. Yo misma puedo jactarme de haber hecho dos tapones de campeonato, y una de ellas era más alta que Gasol.
Ganamos de 13, poca renta si se tiene en cuenta que las FEM no tiran a canasta, sino que parece que intentan matar a alguien con el balón. Deberíamos haber ganado de 40, pero hasta las grandes fallan a veces tiros fáciles.
Debo señalar que nuestra grande del basket, María Torres, llegó tarde y comiéndose un donuts de chocolate. Debió de sentarle muy bien porque metió unas cuantas. ASi que creo que deberíamos instaurar un nuevo protocolo antes de cada partido: comernos un donuts de chocolate.
Por supuesto la caña posterior me sentó de maravilla, y por un rato ni me acordé de que los mocos tienen tomada mi nariz desde hace una semana.
Me temo que la semana que viene no podré jugar. Tengo la gala de los Goya, en donde si todo ha ido como debiera, mi Belén ganará un Goya, y yo me pillaré un pedo que te cagas a costa de la Academia de Cine.
Esta semana todo son alegrias.
Belén sólo hizo estas fotos y un video. Parece que tuvo algun percance con la cámara. O quizás está hasta los cojones de grabar (me inclino por lo último). Es comprensible.

Jornada 10: el triple de la victoria.

Otra vez hace tiempo que no cuento nada de mis andanzas en esto del basket, y me temo que ya han pasado unas cuantas jornadas. Pero la Jornada 10 bien merece un post para ella solita.
Que puedo decir, 12 puntos, ni se sabe cuantos rebotes, y un triple en el último segundo que nos dió la victoria. Es lo que tiene ser una autentica crack!!!.
Y lo siento por quien no esté de acuerdo, pero la modestia no forma parte de un buen espíritu ganador, y en ese partido se evidenció que quien tuvo retuvo.
Y para ilustrar este partido el video del triple:

Jornada 7, 8 y 9: mejor nos olvidamos.

Hace tiempo que no cuento nada de las Libelulas. Ha pasado la navidad (bendito sea Dios) y me he dado cuenta que no relaté las dos últimas jornadas.

En la jornada 7 jugamos contra The Others y fue un auténtico desastre. Yo no se si es que pensaban que éramos los Lakers y se dedicaron a hacernos presión a todo campo todo el partido. Claro, nosotras éramos 6 y ellas 16. En una liga como esta me pareció una falta de respeto y además de gente que en realidad no quiere jugar, y no me extraña, porque a pesar de eso no metían ni una cuando jugaban de tu a tu, asi que presionaron y nos masacraron a contragolpes…¿que alguna se cansaba…? sacaban a otra. Una mierda, vaya.

Hubo alguna tensión entre nosotras, nos desesperamos y es que en el fondo queremos ganar.

En la jornada 8 jugamos contra las famosas Reserva del 64, y no era para tanto. Estuvimos casi todo el partido a 3 o 4 puntos de ellas, pero como siempre nos pasa, en el último cuarto no podíamos más. Éramos 6 o 7, la mitad medio lesionadas, y además nos encabronamos en exceso, yo la primera, al ver que realmente podíamos ganar y no teníamos ni fuerzas ni suerte. He de decir que nuestras contrincantes me parecieron unas señoras, al acabar el partido les felicité con gusto. Se nota que a pesar de estar ya algo talluditas sabían jugar y respetar al contrario.

Lo más sorprendente de estas dos jornadas fue que nos tocó una señora árbitro amiga de Raquel, y otra señora árbitro muy mona, que nos pitaron de puta madre. Si es que hay pocas cosas que un hombre pueda hacer mejor que una mujer (permitidme este feminismo trasnochado). Hasta tal punto fue la cosa que yo misma me acerqué a felicitarlas, sobre todo a la chica mona (que quereis, tengo mis debilidades). No creo que esto se repita con ningún árbitro varón.

Con respecto a la jornada 9 se pùede decir que los turrones y mantecados nos volvieron algo vagas esta navidad y no nos presentamos. María y Laura, recien llegadas de NY, hicieron un intento de convocatoria que resultó un fracaso absoluto. Yo por mi parte pido disculpas, estaba bastante perjudicada despúes de la celebración por la nominación de Garbo (ahora contaré de qué va esto en otro post).

Y nada más, el domingo nos esperan las triangulo norte, que ya nos ganaron de 1 en la primera vuelta, y por mis muertos que eso no se va a repetir. ¡LIBELULAS…A VOLAR!

Permitidme una reflexión…(3)

Despúes de escribir el útimo post sobre este tema me lo pensé mejor y tomé una decisión. Me voy a tomar esto del basket como una manera para perder unos cuantos kilillos sin tener que ir al puñetero gimnasio, y recuperar mi forma física y mi baloncesto. Me encanta jugar y últimamente me estoy bajando mucho a mediodía a tirar unas canastas cuando el tiempo no me lo impide, y he conocido a unos niños de insti con los que se juegan unas pachanguillas divertidas. Se me empieza a dar mejor.

Reconozco que he tenido un momento competitivo muy fuerte y que me ha jodido perder. Pero a partir de ahora voy a divertirme. Esta noche voy a jugar la pachanga de los miércoles y todos los partidos que pueda, y no pienso meterme nunca jamas con el árbitro. Espero tomarme alguna cerveza de vez en cuando con mis compis, aunque esto no ayude mucho a mi dieta, y seguir disfrutando al escribir mis crónicas de las jornadas.

Jugar al basket, la cerveza y escribir, probablemente algunas de las cosas que más me gustan en la vida. Porque si pensais que es ganar…es que no me conoceis nada. Bueno, eso se soluciona invitándome a unas cañas.

¿Acabamos con la polémica de una puñetera vez…?

Jornada 6: cancelado

Nos tocaba en la cancha al aire libre y llovió. La pista presentaba un aspecto de sopa de ajo bastante asquerosa y un árbitro desconocido y algo calvo canceló el partido. Me vino de coña, tampoco puedo correr y para jugar cinco minutos, meter 6 puntos y perder, prefiero irme a casa.

Por cierto, mejor hubiera sido que también cancelaran el barca-madrid de este domingo….

Permitidme una reflexión…(2)

Agradezco infinitamente los mensajes recibidos por mi último post acerca de las Libelulas, en la mayoría por mail. Para no extenderme y tener que copiar uno a uno los mails recibidos, voy a hacer un resumen acerca de lo que piensan mis compañeras sobre el tema propuesto. Es fácil. La mayoría de los comentarios van en la linea de “lo importante es participar, ganar no es el objetivo…”. Bien, os diré algo. He estado en todos los partidos y solo he faltado a un par de entrenamientos y nunca me ha parecido que a las que estábamos ahí les diese igual perder, o que las echen en el primer cuarto de 5 faltas…, más bien siempre me ha parecido que TODAS nos quedabamos bastante jodidas cuando los árbitros la tomaban con nosotras, o perdíamos. Las cañas de después son estupendas y nos lo pasamos fenomenal entrenando, pero no os engañeis a vosotras mismas, nadie se levanta un domingo antes de las 11 después de salir de juerga, y se va a jugar un partido si no tiene la ilusión de ganar. No creo que haya que apuntarse a la liga de Tetuán para quedar a tomar cañas… y además, si lo que nos gusta es hacer deporte y entrenar resulta más fácil que nos gastemos la pasta que hemos puesto en la ficha en otra hora de campo en el pabellón. Problema solucionado. Ya no perderemos más partidos. Y por lo poco que os conozco podría asegurar que ninguna de vosotras necesita jugar al baloncesto para tener vida social.

Pero el deporte va de muchas otras cosas que de “participar”. Va de intentar superarse, de mejorar, de aprender más de uno mismo a través del trabajo en equipo. Eso es lo que mola del deporte y en especial del baloncesto. Empiezas la temporada cogiendo un rebote y la acabas con 15 rebotes y con 25 puntos por partido. Porque la decepción no es perder, es no haber hecho todo lo posible por ganar. Y chicas, lo que nos está jodiendo después de cada partido que perdemos no es el hecho de no ganar, es que podíamos haber ganado, o por lo menos haber obligado al equipo contrario a ser mejores para ganar.

Que nos ganen porque son más que nosotras y están frescas, porque son más jóvenes, porque defienden mejor, porque nos resulta difícil pararlas, porque SON MEJORES, pero no porque nosotras solo queremos participar… Ya que nos hemos metido en esta historia de jugar al baloncesto aprovechemos la ocasión para algo más que mantener a raya la barriga cervecera. Mejoremos, aprendamos de nuestros errores y a lo mejor os sorprende ver que ni las demás son tan buenas, ni nosotras tan malas.

¿Participar…?, yo me lo paso bien intentando ganar, aunque nunca lo consiga.

Permitidme una reflexión…

Llevo desde los 8 años jugando y sobre todo, VIENDO Y DISFRUTANDO del baloncesto. Como no tengo abuela os diré que se cómo se juega al baloncesto, y se cuando alguien tiene potencial. Y voy a deciros algo: NO SOMOS MALAS…, lo digo mucho y pensáis que lo digo para animar, y no es así.

Las chabolu de los cojones no juegan bien, como tampoco juegan bien el resto de equipos que yo he visto de la liga. Pero la mayoría se nota que entrenan más y además se lo toman en serio, y son más jugadoras en los partidos, y tienen un entrenador que las dirige y las obliga a jugar de una manera más táctica y a defender más fuerte, pero no son mejores que nosotras. Las chabolu de los cojones no daban ni una hasta la mitad del partido, defendimos bien, pero haciendo cambios cada 2 minutos yo también aguanto. Empezaron a meterlas cuando nosotras estábamos agotadas físicamente y no defendíamos, y no sólo agotadas físicamente por una defensa individual que no venía a cuento, sino sicológicamente por culpa del árbitro. No nos lo creemos y cuando nos fallan las fuerzas y el equipo contrario enfila dos seguidas nos hundimos, y se dan cuenta.

Lo llevo notando un tiempo. Entrenamos mejor porque no estamos pensando en ganar, sino que nos divertimos, y precisamente el miércoles pasado lo hicimos fatal porque vinieron las chicas amigas de Torres y queríamos ganar. Creo no ser la única que no disfrutó como en otros entrenamientos. Y no lo digo por mi dolorido pie.

Nos falla la confianza en nosotras mismas, y nos falla entrenar con más cabeza. Encima somos pocas y algunas estamos jodidas físicamente. Tampoco nos ayuda demasiado nuestra fobia a los árbitros. No es un buen punto de partida para un equipo….

Pero resulta que tenemos a Torres. La jodía no le tiene miedo a entrar a canasta. Su potencia es alucinante. Derrocha energía, por eso hace pasos, piensa en meterla antes de entrar y sus pies corren más que su cabeza. Es un puñetero diamante en bruto. A correr Torres!!!

Y tenemos a Laura. Es ágil, se mueve bien por dentro, y cuando no se pone nerviosa tiene un tiro elegante. Suelta la muñeca guapa!!!

Y por supuesto tenemos a la prima Mamen. Tiene dos cosas buenas. Una es que siempre mira antes de pasar el balón, no todas podemos decir eso. Le echa cabeza. Y además, como se demostró el otro día, cuando quiere las enfila de dos en dos. Pierde el miedo escénico, Mamen, que tu sabes tirar.

Y Amparo. Te cagas con Amparo. No sé si alguien se ha dado cuenta de que es la que mejor defiende y la única que hace bloqueos decentes, aunque los desaprovechamos todos. Llega siempre la primera en balance defensivo y no sé cuantos pases corta la tía. Amparo, si fueras más alta te hinchabas a gorros.

Y que no se me olvide María. Estadísticamente es nuestra estrella en triples. Hermosa, deberías tirar más, que buena falta nos hace.

Y como no voy a hablar de nuestra cronista de hoy, Raquel. A mí me parece una estupenda pasadora. Tiene más que buen control del balón y suele encontrar el hueco por donde pasar con más facilidad que otras. Eso es ser un base.

Pero el domingo nos faltaron varias que son imprescindibles. Cris, tú tienes velocidad, tiro y guerreas en defensa de puta madre, se te echó de menos. Jimena, tu buena distribución del juego y tu tiro nos vendría de vicio, no nos faltes más. Luisa, tienes más manos que un pulpo y siempre cortas algún pase.

Seguro que se me olvida alguien, perdonadme en ese caso, pero a mí me parece que este equipo no está nada mal.

Y sobre todo destacaría algo de este equipo. Sin duda lo que más me gusta. EL BUEN ROLLO!!!!!!. Así que no nos enfademos en los partidos, no merece la pena. Somos competitivas y es lógico que estemos en tensión, yo la primera, pero no nos tomemos tan en serio los partidos si los entrenamientos son pachangas. Yo prometo tranquilizarme con los árbitros.

Eso sí, si de verdad queremos ganar sólo hay que hacer una cosa: preparar los entrenamientos incidiendo en aquello en lo que fallamos y entrenar más. Por eso me uno a la propuesta de Paloma, creo. Las que quieran podríamos quedar otro día para entrenar en la calle, aunque sólo sea para tirar, que buena falta nos hace.

En fin, que si nos siguen ganando es porque preparamos mal los partidos, tanto tácticamente como sicológicamente, no porque sean mejores. En nuestras manos está decidir si seguimos igual que hasta ahora, y disfrutamos de las cañas de después, o nos entrenamos mejor, lo que sin duda conlleva un esfuerzo de organización o tiempo que entiendo perfectamente que no todas puedan o quieran afrontar.

Hagamos lo que hagamos…¡LIBELULAS…A VOLAR…!!!!

Ah! Y como decía al principio, no tengo abuela, así que quería puntualizar que lesionada y todo me metí mis 6 puntos de media por partido, me hinché a rebotes y me hice una canastilla al contraataque. A lo mejor yo tampoco soy tan mala….

Ya me he desahogao………

Jornada 5: crónica de Raquel

Esta semana Raquel ha hecho una crónica bastante acertada del partido del domingo. Y como soy muy vaga me permito el abuso de copiar sus palabras desde el mail:

Muy buenas a todos.

Cómo antiguamente, voy a intentar dejar la crónica del partido de ayer…

Partido para olvidar
Nosotras éramos 7 de las cuales una vino lesionada (Gloria), a otras 2 les pitaron 5 faltas (Laura y Mary) y otra (yo) se lesionó, a los 5 minutos de entrar a jugar… vamos, una fiesta!!!
Ellas creo que eran 15 o así y un poco burricas.

El árbitro, el de la semana pasada… un horror.

Comienza el partido y 2 de nosotras todavía estamos dando vueltas para aparcar el maldito coche. Laura comenzó siendo base junto con Mary. Llega ya Mamen y se quedan en pista, Mamen y Mary arriba y Amparo, Torres y Laura abajo.
La cosa al principio tampoco se dio tan mal, quitando que cuando yo llegué (a 3 minutos del comienzo del partido) Laura ya llevaba 3 faltas. Gloria salió un ratillo, no sé muy bien el tanteo, pero creo que todavía no era exagerado. Se había metido alguna canasta, incluso un triple de Torres.
El árbitro empezó a pitar y pitar y la gente se empezó a desesperar. Salí a jugar y en el 2º ataque que hicimos, luchando por un balón de estos que queda en el suelo, me debí tirar de rodillas e hinqué la derecha en el parqué. No podía caminar, así que volvió a salir Gloria. Nuestra desesperación aumentaba al mismo ritmo que el marcador de las otras. Torres, en unos pasos que le pitaron (que esta vez NO fueron) le pegó una patada al balón… técnica al equipo. Luego Mamen, con la intención de demostrar que también arriba se pueden hacer faltas, le hizo una especie de placaje a una por la espalda… antideportiva. Laura volvió a salir y le pitaron las que le quedaban (esto debería ser el 2º cuarto todavía). Yo volví a salir en cuanto pasó el dolor y mejor me hubiera quedado sentadita. Para colmo, nos empezaron a hacer individual, con presión desde abajo… vamos, que pasar campo ya nos costaba lo nuestro. A veces lo conseguíamos y otras no… la mayoría de las que no lo conseguíamos nos hacían una canasta. Intentamos lo del tema de bloqueos, pero tenemos que mejorar mucho en ese sentido… terminé haciendo un bloqueo a Torres 🙂
En definitiva, desde que comenzó el 3er cuarto, a la espera de que pitaran el final del partido. Bueno, eso y haciendo alguna jugadilla chula con canasta, que maquilló el resultado final, aunque no lo parezca.

Marcador, creo que fue 14-50 o algo así. Nosotras somos las de 14, por si alguien tiene dudas.