Jornada 7, 8 y 9: mejor nos olvidamos.

Hace tiempo que no cuento nada de las Libelulas. Ha pasado la navidad (bendito sea Dios) y me he dado cuenta que no relaté las dos últimas jornadas.

En la jornada 7 jugamos contra The Others y fue un auténtico desastre. Yo no se si es que pensaban que éramos los Lakers y se dedicaron a hacernos presión a todo campo todo el partido. Claro, nosotras éramos 6 y ellas 16. En una liga como esta me pareció una falta de respeto y además de gente que en realidad no quiere jugar, y no me extraña, porque a pesar de eso no metían ni una cuando jugaban de tu a tu, asi que presionaron y nos masacraron a contragolpes…¿que alguna se cansaba…? sacaban a otra. Una mierda, vaya.

Hubo alguna tensión entre nosotras, nos desesperamos y es que en el fondo queremos ganar.

En la jornada 8 jugamos contra las famosas Reserva del 64, y no era para tanto. Estuvimos casi todo el partido a 3 o 4 puntos de ellas, pero como siempre nos pasa, en el último cuarto no podíamos más. Éramos 6 o 7, la mitad medio lesionadas, y además nos encabronamos en exceso, yo la primera, al ver que realmente podíamos ganar y no teníamos ni fuerzas ni suerte. He de decir que nuestras contrincantes me parecieron unas señoras, al acabar el partido les felicité con gusto. Se nota que a pesar de estar ya algo talluditas sabían jugar y respetar al contrario.

Lo más sorprendente de estas dos jornadas fue que nos tocó una señora árbitro amiga de Raquel, y otra señora árbitro muy mona, que nos pitaron de puta madre. Si es que hay pocas cosas que un hombre pueda hacer mejor que una mujer (permitidme este feminismo trasnochado). Hasta tal punto fue la cosa que yo misma me acerqué a felicitarlas, sobre todo a la chica mona (que quereis, tengo mis debilidades). No creo que esto se repita con ningún árbitro varón.

Con respecto a la jornada 9 se pùede decir que los turrones y mantecados nos volvieron algo vagas esta navidad y no nos presentamos. María y Laura, recien llegadas de NY, hicieron un intento de convocatoria que resultó un fracaso absoluto. Yo por mi parte pido disculpas, estaba bastante perjudicada despúes de la celebración por la nominación de Garbo (ahora contaré de qué va esto en otro post).

Y nada más, el domingo nos esperan las triangulo norte, que ya nos ganaron de 1 en la primera vuelta, y por mis muertos que eso no se va a repetir. ¡LIBELULAS…A VOLAR!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *