Permitidme una reflexión…(2)

Agradezco infinitamente los mensajes recibidos por mi último post acerca de las Libelulas, en la mayoría por mail. Para no extenderme y tener que copiar uno a uno los mails recibidos, voy a hacer un resumen acerca de lo que piensan mis compañeras sobre el tema propuesto. Es fácil. La mayoría de los comentarios van en la linea de “lo importante es participar, ganar no es el objetivo…”. Bien, os diré algo. He estado en todos los partidos y solo he faltado a un par de entrenamientos y nunca me ha parecido que a las que estábamos ahí les diese igual perder, o que las echen en el primer cuarto de 5 faltas…, más bien siempre me ha parecido que TODAS nos quedabamos bastante jodidas cuando los árbitros la tomaban con nosotras, o perdíamos. Las cañas de después son estupendas y nos lo pasamos fenomenal entrenando, pero no os engañeis a vosotras mismas, nadie se levanta un domingo antes de las 11 después de salir de juerga, y se va a jugar un partido si no tiene la ilusión de ganar. No creo que haya que apuntarse a la liga de Tetuán para quedar a tomar cañas… y además, si lo que nos gusta es hacer deporte y entrenar resulta más fácil que nos gastemos la pasta que hemos puesto en la ficha en otra hora de campo en el pabellón. Problema solucionado. Ya no perderemos más partidos. Y por lo poco que os conozco podría asegurar que ninguna de vosotras necesita jugar al baloncesto para tener vida social.

Pero el deporte va de muchas otras cosas que de “participar”. Va de intentar superarse, de mejorar, de aprender más de uno mismo a través del trabajo en equipo. Eso es lo que mola del deporte y en especial del baloncesto. Empiezas la temporada cogiendo un rebote y la acabas con 15 rebotes y con 25 puntos por partido. Porque la decepción no es perder, es no haber hecho todo lo posible por ganar. Y chicas, lo que nos está jodiendo después de cada partido que perdemos no es el hecho de no ganar, es que podíamos haber ganado, o por lo menos haber obligado al equipo contrario a ser mejores para ganar.

Que nos ganen porque son más que nosotras y están frescas, porque son más jóvenes, porque defienden mejor, porque nos resulta difícil pararlas, porque SON MEJORES, pero no porque nosotras solo queremos participar… Ya que nos hemos metido en esta historia de jugar al baloncesto aprovechemos la ocasión para algo más que mantener a raya la barriga cervecera. Mejoremos, aprendamos de nuestros errores y a lo mejor os sorprende ver que ni las demás son tan buenas, ni nosotras tan malas.

¿Participar…?, yo me lo paso bien intentando ganar, aunque nunca lo consiga.

Un pensamiento en “Permitidme una reflexión…(2)

  1. Lauravich

    Bueno yo voy a comentar algo que a lo mejor debería callarme… la verdad es que sí me jode que me echen en el primer cuarto por 5 faltas pero simplemente por ir hasta la cancha para nada, porque ya que uno va lo que mola es jugar; pero lo que realmente es cierto es que yo estoy apuntada en el equipo porque me gusta jugar pachangas, la verdad es que lo de los partidos no me convence mucho (preferiría estar muchos fines de semana de viaje por ahi…) pero si todos lo años me apunto al equipo de forma “completa” (entreno más partido) reconozco que es porque creo que sino lo hago así poco a poco el equipo empezará a deshacerse (por eso de que cada vez somos menos) y lo que sí que pienso es que si no hay equipo para los domingos ni de coña lo habrá para entrenar y eso, personalmente, me jodería muuuuucho.
    Es mi forma de verlo y la verdad es que no acompaña mucho al espíritu que buscas, Gloria, pero te engañaría si dijese lo contrario. Los primeros años, cuando ganábamos yo jugaba poco y ahora que juego más, perdemos… tal vez esa relación directa haga que el tema partido me desmotive un poco o tal vez me cree algo de aversión.
    Si, como a todo el mundo me gusta ganar, pero cierto es que el partido no me motiva especialmente.
    Así que ante tus palabras solamente podría decir que estoy de acuerdo con el tema de la superación, jugar en equipo y dar todo lo que se pueda, yo lo intento aunque no sé note demasiado pero bien es cierto que los partidos, como ya he dicho, me desmotivan más que motivarme.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *