Permitidme una reflexión…

Llevo desde los 8 años jugando y sobre todo, VIENDO Y DISFRUTANDO del baloncesto. Como no tengo abuela os diré que se cómo se juega al baloncesto, y se cuando alguien tiene potencial. Y voy a deciros algo: NO SOMOS MALAS…, lo digo mucho y pensáis que lo digo para animar, y no es así.

Las chabolu de los cojones no juegan bien, como tampoco juegan bien el resto de equipos que yo he visto de la liga. Pero la mayoría se nota que entrenan más y además se lo toman en serio, y son más jugadoras en los partidos, y tienen un entrenador que las dirige y las obliga a jugar de una manera más táctica y a defender más fuerte, pero no son mejores que nosotras. Las chabolu de los cojones no daban ni una hasta la mitad del partido, defendimos bien, pero haciendo cambios cada 2 minutos yo también aguanto. Empezaron a meterlas cuando nosotras estábamos agotadas físicamente y no defendíamos, y no sólo agotadas físicamente por una defensa individual que no venía a cuento, sino sicológicamente por culpa del árbitro. No nos lo creemos y cuando nos fallan las fuerzas y el equipo contrario enfila dos seguidas nos hundimos, y se dan cuenta.

Lo llevo notando un tiempo. Entrenamos mejor porque no estamos pensando en ganar, sino que nos divertimos, y precisamente el miércoles pasado lo hicimos fatal porque vinieron las chicas amigas de Torres y queríamos ganar. Creo no ser la única que no disfrutó como en otros entrenamientos. Y no lo digo por mi dolorido pie.

Nos falla la confianza en nosotras mismas, y nos falla entrenar con más cabeza. Encima somos pocas y algunas estamos jodidas físicamente. Tampoco nos ayuda demasiado nuestra fobia a los árbitros. No es un buen punto de partida para un equipo….

Pero resulta que tenemos a Torres. La jodía no le tiene miedo a entrar a canasta. Su potencia es alucinante. Derrocha energía, por eso hace pasos, piensa en meterla antes de entrar y sus pies corren más que su cabeza. Es un puñetero diamante en bruto. A correr Torres!!!

Y tenemos a Laura. Es ágil, se mueve bien por dentro, y cuando no se pone nerviosa tiene un tiro elegante. Suelta la muñeca guapa!!!

Y por supuesto tenemos a la prima Mamen. Tiene dos cosas buenas. Una es que siempre mira antes de pasar el balón, no todas podemos decir eso. Le echa cabeza. Y además, como se demostró el otro día, cuando quiere las enfila de dos en dos. Pierde el miedo escénico, Mamen, que tu sabes tirar.

Y Amparo. Te cagas con Amparo. No sé si alguien se ha dado cuenta de que es la que mejor defiende y la única que hace bloqueos decentes, aunque los desaprovechamos todos. Llega siempre la primera en balance defensivo y no sé cuantos pases corta la tía. Amparo, si fueras más alta te hinchabas a gorros.

Y que no se me olvide María. Estadísticamente es nuestra estrella en triples. Hermosa, deberías tirar más, que buena falta nos hace.

Y como no voy a hablar de nuestra cronista de hoy, Raquel. A mí me parece una estupenda pasadora. Tiene más que buen control del balón y suele encontrar el hueco por donde pasar con más facilidad que otras. Eso es ser un base.

Pero el domingo nos faltaron varias que son imprescindibles. Cris, tú tienes velocidad, tiro y guerreas en defensa de puta madre, se te echó de menos. Jimena, tu buena distribución del juego y tu tiro nos vendría de vicio, no nos faltes más. Luisa, tienes más manos que un pulpo y siempre cortas algún pase.

Seguro que se me olvida alguien, perdonadme en ese caso, pero a mí me parece que este equipo no está nada mal.

Y sobre todo destacaría algo de este equipo. Sin duda lo que más me gusta. EL BUEN ROLLO!!!!!!. Así que no nos enfademos en los partidos, no merece la pena. Somos competitivas y es lógico que estemos en tensión, yo la primera, pero no nos tomemos tan en serio los partidos si los entrenamientos son pachangas. Yo prometo tranquilizarme con los árbitros.

Eso sí, si de verdad queremos ganar sólo hay que hacer una cosa: preparar los entrenamientos incidiendo en aquello en lo que fallamos y entrenar más. Por eso me uno a la propuesta de Paloma, creo. Las que quieran podríamos quedar otro día para entrenar en la calle, aunque sólo sea para tirar, que buena falta nos hace.

En fin, que si nos siguen ganando es porque preparamos mal los partidos, tanto tácticamente como sicológicamente, no porque sean mejores. En nuestras manos está decidir si seguimos igual que hasta ahora, y disfrutamos de las cañas de después, o nos entrenamos mejor, lo que sin duda conlleva un esfuerzo de organización o tiempo que entiendo perfectamente que no todas puedan o quieran afrontar.

Hagamos lo que hagamos…¡LIBELULAS…A VOLAR…!!!!

Ah! Y como decía al principio, no tengo abuela, así que quería puntualizar que lesionada y todo me metí mis 6 puntos de media por partido, me hinché a rebotes y me hice una canastilla al contraataque. A lo mejor yo tampoco soy tan mala….

Ya me he desahogao………

Un pensamiento en “Permitidme una reflexión…

  1. Lauravich

    Gloria, gracias por tus palabras de apoyo a todo el equipo, gracias por ver lo bueno de cada una de nosotras y es verdad, no hacemos mal equipo pero sí hacemos malos partidos… ¿se podrá cmabiar esto? Por mi parte haré todo lo posible; bien es cierto que desde hace tiempo no disfrtuo mucho del basket, nunca he sido una buena jugadora pero si es cierto que algo mejor se me daba… no sé, me lo paso bien pero sólo en cierta medida… Así que intentaré sacar mi espíritu positivo y mejorar los momentos de basket que compartiremos durante el resto de la temporada.

    Me parecen muy acertadas tus palabras y si nos remueven algo de cara al próximo encuentro pues genial, pero lo más importante como ya hemos dicho todas es la unión del equipo, el buen rollo que hay y la gente tan maravillosa que formamos parte de forma directa o indirecta de este “comunidad”.

    Pues nada chicas, a ver si ponemos unas velitas y nos marcamos unas victorias y unas cañitas más grandes por eso de haber ganado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *